lunes, 25 de marzo de 2013

Nunca me fui...del todo



Es cierto, nunca me fui del todo.
Estaba aquí, cosiendo y tejiendo junto al fuego, haciendo magdalenas de fresa y triple chocolate, bailando bajo la luz de la luna, volando en mi escoba de bruja buena... pero en silencio. Calladita y pensativa me asomaba a esta ventana pero no lograba salir de mi ensimismamiento, el baturrillo de ideas inconexas en que se había convertido mi cerebro era un freno a cualquier intento de escribir un post decente...

Me apena la idea de que hayan podido creer que me había ido para no volver. No fue así, no deseaba ausentarme tanto tiempo, pero a veces la vida se pone patas arriba y hay que tomarse su tiempo para colocar de nuevo cada cosa importante en su lugar. Y así me ocurrió, y en esa tarea estoy.

Hoy me siento con ganas de compartir, de reencontrarme con todos ustedes, de sacudirme el letargo invernal y de dejar paso a la plenitud de la primavera! De volver a mostrarles mi trabajo y de alimentarme de sus opiniones. 
Gracias por seguir ahí.




4 comentarios:

  1. Me alegro que estés de vuelta y con está preciosidad de muñeca. Las magdalenas que describes parecían riquísimas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras organizamos una merendola de magdalenas variadas! besos

      Eliminar